4 noviembre 2021

‘ROBIN FOOD’ NUEVO ASESOR GASTRONÓMICO 
DE CARAMELOS EL CASERÍO

El chef David de Jorge, conocido también popularmente como ‘Robin Food’ es nuestro nuevo asesor gastronómico. El cocinero, que cuenta con 7 estrellas michelín, se convierte así en el embajador de honor de la tradicional marca de dulces navarra. 

De Jorge se convierte así en la nueva imagen de los clásicos caramelos de piñones de El Caserío. Con este fichaje, pretendemos desarrollas nuevos caramelos y reformular algunas de las gamas de caramelos ya existentes para dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo y conquistar así nuevos paladares. 

Recientemente, el chef visitó la fábrica para conocer a nuestro equipo profesional de la empresa que se encargó de explicarle la historia de El Caserío y mostrarle el proceso de fabricación, además de compartir ideas y opiniones sobre los dulces que fabrican o debatir sobre tendencias y nuevos sabores.

“Poder contar con el asesoramiento gastronómico y conocimiento de un profesional que lleva más de 35 años entre fogones y que ha sido reconocido hasta con 7 estrellas Michellín es una noticia muy emocionante para El Caserío”, explica el director de la fábrica de caramelos, Ramón San Martín. “David es el fiel reflejo de nuestros valores y nos une la pasión que tenemos por las cosas como siempre se han hecho”, añade. 

LA HISTORIA DE DAVID DE JORGE CON EL CASERÍO 

A David de Jorge el caramelo de piñones de El Caserío le recuerda al “sabor, a lo natural y a la lentitud”. “De niño, junto a mi padre, íbamos con garrafas a por leche a un caserío de Behobia donde vivía Ignaxi y fue ella quien me metió el primer caramelo de piñones en el bolsillo. Así comenzó mi idilio con estos dulces que me recuerdan a una infancia super divertida y a momentos de felicidad, de una vida entre montañas y a los valores de mi familia. Por eso, me parece importante que los niños de hoy disfruten de aquello que a sus padres y abuelos les hacía felices”, narra Robin Food. 

El cocinero destaca especialmente que los dulces de El Caserío son “caramelos diesel”, esto es, dulces que se disfrutan lentamente. “Ahora, el consumo de este tipo de caramelos es rápido y de explosión instantánea. En cambio, El Caserío ha logrado un caramelo que en boca, detiene el tiempo y te conviertes en un ser pequeño e inocente como cuando eras niño. Lo disfrutas tranquilo, durante un buen rato, y el momento más emocionante es cuando llegas a los piñones”. 

Compartir en